Junta de Confraries de Setmana Santa de Girona
ÍndexBenvingudaLa JuntaLa nostra seuNoticiesButlletíConfrariesGaleria d'imatgesAgendaDocumentacióVia CrucisEnllaçosMultimèdia
 

GIRONA Y SU ENTORNO DEL CAMINO DEL CALVARIO


Si entendemos por tradición que "La Cuaresma" es el tiempo litúrgico, que comienza con el miércoles de ceniza, y se alarga hasta la fecha anterior al domingo de Resurrección, tiempo que representa un riguroso periodo de meditación y penitencia, habremos hecho la reflexión , que por todos los que nos sentimos cristianos, representa una, verdadera terapia, con el fin de reconducir nuestra vida, como mínimo, a los elementales fundamentos de las nos creencias, aprendidas como no, de nuestros antepasados y como apunte de recuerdo, es válido considerará el ritual del "Vía Crucis", como una lección, que nos sitúa en el contexto sublime de nuestra fe en Cristo.

Por eso la Junta de Cofradías de Girona, quiere que esta piadosa tradición continúe viva en el espíritu cristiano de la comunidad gerundense, y como ya es tradición de hace varios años, es el motivo de que la organice y la ponga en práctica, bajo la debida autorización de los órganos eclesiásticos correspondientes.

Históricamente dichas capillitas, son construcciones de dos metros de alto por uno de ancho, con cubierta de piedra. El interior, con ladrillos de cerámica de la Bisbal, están representadas las escenas que configuran el cuadro ilustrativo de cada uno de los momentos que contemplan el recuerdo de toda su función mística pertinente. Los ladrillos están protegidos por rejas de hierro. En el año 1942, estas capillitas fueron reconstruidas, aparecen los nombres del Sr. Juan Geli, como promotor y del Sr. Pedro Omedes que es quien cuida de ceder el material para llevar a cabo todas estas indicadas tareas de reconstrucción, sin olvidar un grupo de gerundenses, que a través de unas estampas que se editaron, sirven también para obtener una recaudación económica complemento de ayuda.

Por otra parte la capilla del "Calvario" puede datarse más o menos sobre el año 1878 y parece que Miguel Adroher Lluch, cocinero del Seminario para ese mismo período, fue el pionero de la tradición religiosa de dar culto al `dicha capilla, que con medios fue cuidando su construcción. Dentro este contexto, gracias a ayudas económicas de varias personas, y la devoción y tradición de padres a hijos, hace que aun en el día de hoy, esté presente entre nosotros, el testimonio de toda su historia viva, recordando momentos no demasiado agradables, ya que durante la guerra civil, fue quemada y saqueada, pero gracias a esta entusiasta devoción, el 19 de febrero de 1950, se pudo volver abrir al culto, según consta en un documento de "Girona y sus barrios ", editado por el Ayuntamiento de la Ciudad, si bien también hay documentación en la que se afirma que antes de dicha fecha, ya se celebraba este acto, con la colaboración de los manaies ya instaurados, que en su presencia daban testimonio de acatamiento al Cristo de la Catedral, que presidía y acompañaba a los fieles practicantes.


Hecha esta pequeña reseña de todo lo que representa, este magnífico paraje del calvario, y de su entorno histórico documentado, por las fechas obtenidas de archivos oficiales y medios de comunicación, que han hecho posible su recopilación de eventos expuestos, tal como se hace constar al principio de `estos escrito, es el motivo, que para complementar toda su magnitud que ha conquistado a través de los tiempos, es el hecho de que a continuación hacemos una síntesis de lo que realmente comprende la finalidad del " Vía Crucis”.

Este vocablo "Viacrucis" es una locución latina, que traducido a nuestro lenguaje significa "camino de la cruz", y que es una devoción cristiana que consiste en seguir y dar forma, rezando y meditando, ante catorce cruces, estaciones o capillitas, los episodios del recorrido que hizo Jesús con la cruz a cuestas, desde la casa de Pilatos al monte Gólgota, que es el punto que conocemos todos con el nombre de "CALVARIO" (nombre derivado del latín o del arameo "Gólgota" significa "calavera").

Es costumbre que su práctica se realice en grupo, dando la vuelta al interior de iglesia ante las cruces que se encuentran, especialmente por cuaresma y tiempo de pasión. También se practica en calles y plazas en forma de procesión llevando la imagen del Santo Cristo. Al parecer su devoción nace en la tardía Edad Media, por el deseo de reproducir en todas partes la antigua práctica de los peregrinos en Jerusalén, que seguían piadosamente la calle tradicional (La Vía Dolorosa), que va desde el pretorio de Pilato, el Calvario y Santo Sepulcro. Su práctica se extendió a toda la iglesia latina, sobre todo durante el siglo XV. También es bueno mencionar que las catorce estaciones de que consta actualmente se fija de acuerdo con el texto evangélico, a lo largo de los siglos XVI y XVII, ya que anteriormente eran de ocho o diez como máximo. Los propagadores de la devoción fueron los padres franciscanos, sobre todo por un libro publicado por Leonardo da Portomauricio, llamado "El Vía Crucis explanado" hecho en 1730 y traducido a todos los idiomas.

Esta devoción arraigó mucho en los Países Catalanes, y más que dentro de las iglesias, en las afueras de las poblaciones en que es frecuente que las estaciones sean erigidas en un monte, que normalmente se le conocía con el nombre de las " Tres Cruces "en sustitución de la palabra" cal-vario ".

Girona como una ciudad más, que debía dar testimonio de esta reconocida devoción, su tradición parece ser que es un poco anterior al año 1907, si bien la fecha comentada, es la primera que se tiene constancia por la descripción del historiador Josep Pla, donde hace mención del acto en los domingos de Cuaresma.

Toda esta pincelada comentada, no tiene otro fin que considerar el estímulo que supone para la Junta de Cofradías, como se ha dicho al principio que sea la responsable desde hace bastantes años, de organizar y llevar a cabo estos sana tradición cristiana, para que no desaparezca y sea el hecho de continuar disfrutando principalmente todos los domingos de Cuaresma de un acto junto con todos aquellos fieles que aman y agradecen de sentirse realizados en la asistencia y meditación al texto que comprende el referido VÍA CRUCIS.

Debemos hacer mención que cada año, se hace el calendario que sirve de guía de celebraciones del acto, coincidiendo con los domingos de Cuaresma, así como también hacer una mención especial de agradecimiento, por el apoyo recibido del Obispado y también del que nos proporciona el Ayuntamiento de Girona, por todo lo que hace referencia a la conservación y arreglo del camino que da curso a toda la ruta de las capillas y de la propia iglesia del Calvario y además añadir que a cargo del mismo Ayuntamiento está el simpático recorrido del “Carrilet” "El Gerio" que con mucho acierto y sin coste, traslada a todas las personas, que deseen hacer uso del servicio, para asistencia a la función de reverenciado Viacrucis, con salida en el Puente de Piedra y llegada al pie de la primera capillita y una vez terminado, hace regreso por el mismo camino con salida y llegada de los mismos lugares pero a la inversa.

Es así como Girona, y la Junta de Cofradías, lleva a cabo uno evento religioso encaminado a que año tras año, tengamos unas fechas para profundizar dentro de las posibilidades de cada persona, el sentido espiritual de la Cuaresma como preparación a todo lo que representa la Semana Santa.

Recopilación de la publicación del programa de Semana Santa 2007 de la Junta de Cofradías, por Juan Pujol y Eugeni Cabré y del Centro de Estudios de Semana Santa.
 

Siguiendo vuestro viacrucis
 

Pulsar  sobre la imagen de cada estación


I Estación

II Estación

III Estación

IV Estación

V Estación
 

VI Estación

VII Estación

VIII Estación

IX Estación

X Estación
 

XI Estación

XII Estación

XIII Estación

XIV Estación

XV Estación
 

 

(C) Junta de Confraries de Girona

Email: info@juntaconfrariesdegirona.cat